El cuidado de la piel atópica

piel-atopica

La piel atópica precisa de una serie de cuidados muy específicos para evitar los temidos brotes o conseguir que, en caso de que se produzcan, sean más débiles. Hoy se cuenta con productos como Flora Piel, un complemento alimenticio a base de probióticos, biotina y vitamina A que ayuda a mantener a raya problemas como la piel atópica o la rosácea.

Este tipo de productos son una excelente ayuda para quienes tienen un problema como la piel atópica, ya que no tienen efectos secundarios y pueden tomarse incluso por niños a partir de los tres años. Teniendo en cuenta que los niños son los principales afectados por los problemas de dermatitis atópica, esto es una gran noticia.

Para que estos productos sean efectivos es importante tomarlos durante un tiempo. Lo recomendable es consumirlos siempre ya que es a partir de los tres meses que se comienzan a ver sus efectos beneficiosos. Dado que son totalmente seguros para la salud, no hay problema de que formen parte de la dieta normal.

 

  • La higiene de la piel atópica

 

La higiene es muy importante para cuidar este tipo de pieles, pero tan importante es llevar a cabo unos buenos hábitos de limpieza diarios como no excederse en ellos. De hecho, muchos dermatólogos aconsejan que, siempre que sea posible, las personas con este problema de piel se duchen un día sí y otro no, pudiendo asearse el día que no se duchen.

Esto es así debido a que la ducha retira mucha de la protección natural que tiene la piel. Por este mismo motivo no se debe permanecer demasiado tiempo bajo el agua y, siempre que se pueda, hay que utilizar un gel especial para la piel atópica, el cual suele estar libre de parabenos e incluso de jabón. A continuación debe de utilizarse una hidratante específica.

 

  • La ropa para la piel atópica

 

A menudo, las personas con piel atópica sufren brotes tras usar unas determinadas prendas. Y es que los poliésters pueden causar reacción. Se recomiendan los algodones cien por cien, al menos para toda la ropa que esté en contacto directo con el cuerpo, como la ropa interior.

El algodón es suave, transpirable, no causa prácticamente alergias y permite que la persona esté seca, manteniendo el sudor alejado del cuerpo durante más tiempo. Todas estas propiedades hacen del algodón el mejor material para quienes tienen cualquier problema de piel incluida la atópica.

¿Tú sufres de piel atópica? ¿Cuáles son los consejos que añadirías a los nuestros?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *